¿Cuándo se podan los naranjos?

Comments off 82 Views0


Poda de los naranjos de Valencia

En Naranjas Luna nos preocupamos mucho del cuidado de nuestros naranjos, ya que si dejamos de atenderlos adecuadamente no nos darían las naranjas con la calidad que nosotros necesitamos. Una de las formas de cuidar de nuestros naranjos se basa en la poda, y es algo que nos tomamos muy en serio ya que con una buena poda de manera frecuente el árbol crecerá más fuerte y que sus frutos sean mejores. De esta manera intentamos que la calidad de nuestras naranjas sea la mejor para cuando llegan a tu casa.

BENEFICIOS DE LA PODA DEL NARANJO

La poda de los naranjos es fundamental ya que al realizarla eliminamos tanto las ramas deterioradas como las que tienen hojas secas que podrían llegar a deteriorar los frutos. Podando los naranjos conseguimos además muchas ventajas, como por ejemplo:

  • Que el naranjo reparta mejor sus nutrientes al no tener ramas inservibles
  • Reducimos los riesgos de afección de las plagas
  • Renovamos el aire entre las ramas del naranjo y hacemos que llegue mejor la luz del sol a todas sus ramas

Lo recomendable es realizar una poda ligera cada año, posteriormente realizamos una poda más enfocada a las ramas jóvenes y cada dos o tres años realizamos una poda intensiva para regenerar las ramas mayores. Realizando la poda del naranjo de esta manera conseguimos que el árbol no sufra ya que se realiza muy poco a poco.

¿CUÁNDO SE PODAN LOS NARANJOS?

Venta de naranjas de ValenciaLa época del año que mejor sienta al naranjo para hacerle el menor daño posible es cuando este tiene menos actividad. A finales de invierno y antes de que inicie la primavera el árbol aun no ha despertado de su letargo invernal, por lo que podemos actuar sobre sus ramas para que estas cicatricen rápidamente. La poda siempre hay que realizarla cuando el árbol no tenga frutos, por lo que es necesario esperar al final de la recolección de las naranjas antes de realizar la poda.

Los naranjos que son más jóvenes pueden llegar a podarse en cualquier momento y, de hecho, nosotros siempre lo hacemos cuando empezamos a detectar cualquier problema en ellos. Es importante, eso si, vigilar las temperaturas bajas del invierno ya que no seria conveniente realizar la poda en ese momento. Los naranjos son más sensibles al frio que al calor después de realizarles la poda por lo que no podemos arriesgarnos a dañarlo y que no pueda recuperarse por culpa de las heladas.

Los naranjos al igual que cualquier otro ser vivo son diferentes entre si y cada uno puede responder de manera distinta a una poda. En ocasiones se podría realizar la poda en pleno verano en naranjos que estuvieran verdes pero sin florecer, de esta forma podemos elegir para cada tipo de naranjo la época en la que mejor podemos aprovechar la capacidad de nuestras parcelas.

¿CÓMO SE PODA UN NARANJO?

El saneamiento del árbol es importante para que crezca fuerte, así se mejora la cantidad y calidad de las naranjas. A los jóvenes también se les poda para controlar su formación y que termine proporcionando una buena cosecha.

Por eso, adaptamos el tipo de poda a la situación de cada naranjo y también la herramienta que utilizamos. Por un lado, unas simples tijeras nos sirven para hacer una limpieza de ramas que dejen el fruto cerca del suelo, ramillas rotas y chupones (ramas que se alimentan del árbol, pero no darán naranjas). Por el otro, cuando hacemos una poda para renovar por completo el árbol, recurrimos a una sierra porque quitamos ramas muy gruesas e intentamos rejuvenecer el naranjo para que se vuelva más vigoroso tras la poda.

En Naranjas Luna cuidamos de nuestros naranjos para que, año tras año, sigan sanos y fuertes para ofrecerte sus mejores frutos y poder ofrecerlos a la venta en nuestra tienda online.