¿En que fijarse a la hora de comprar naranjas?

Comments off 681 Views0


¿En que dejemos fijarnos para comprar naranjas de calidad?

 

Cuando nos acercamos a la frutería del supermercado o a nuestro puesto de frutas más habitual lo primero en que nos fijamos a la hora de comprar naranjas es en el aspecto que estas presentan. La vista es el principal factor a la hora de comprar naranjas, y alimentos frescos en general. Pero muchas veces la propia vista puede hacer que nos equivoquemos en nuestra elección.

Desde hace varios años hasta hoy, los grandes espacios de venta de alimentos como supermercados e hipermercados llevan a las naranjas a un proceso por el cual, sin ser su aspecto natural sean a la vista muy atractivas. Desde lavarlas, hasta darles una capa de cera para que brillen. La preocupación por el aspecto a traspasado las fronteras y también ha llegado a las naranjas. El problema no es el tratamiento que le dan a la fruta, ya que aunque lleva más aditivos, por fuera, por dentro no se toca. El problema es que la mayoría de ellas provienen de neveras en las que han estado mucho tiempo. No es una naranja fresca, no estas comprando naranjas de Valencia recién cogidas del árbol.

 

¿Qué debemos considerar para comprar naranjas de Valencia?

 

Como hemos repetido anteriormente, la vista engaña. Así que desconfía de una fruta homogénea, resplandeciente y con un packaging atractivo. Todo esto significa que la naranja proviene de grandes explotaciones donde se le añade muchos pesticidas e insecticidas al naranjo. Recuerda que lo natural no siempre es perfecto y homogéneo. No hay dos naranjas iguales.

Las naranjas es un fruto estacional de invierno, es decir, que se comercializa los meses de frío del año. Por ello, las naranjas de Valencia se comerzializan los meses que van desde noviembre hasta junio. El resto del año son naranjas de nevera, donde la calidad del fruto se pierde.

Por otro lado, los expertos recomiendan consumir frutas y verduras de temporada, ya no solo porque es mejor para nuestra salud, si no también para el medio ambiente. Un mito que hay en cuanto a comprar naranjas es que cuanto más grandes y gordas son mejores, porque tienen más zumo. Pues esto no es cierto. Pero como hemos dicho al principio del artículo compramos por la vista.

En Naranjas Luna “comprar naranjas” significa garantía de frescura en todas tus naranjas. Los kilos que compres serán directamente recogido del naranjo el día de antes de que las naranjas estén en tu casa. Porque el envío lo realizamos en 24 horas, para asegurarnos la garantía de frescura de cada una de nuestras naranjas.