Un buen bronceado sabe a Naranja

Comments off 577 Views0


CUIDA TU PIEL CON NARANJA

 

La naranja, como ya sabemos, es una fruta cítrica comestible que proviene de naranjos dulces, amargos y otros híbridos. Esta pieza ofrece múltiples beneficios a quienes la ingieren por sus propiedades. Contiene vitamina C, flavonoides y aceites esenciales. Los flavonoides, por su parte, poseen muchos factores beneficiosos para la salud. Tienen propiedades anticancerosas (probado contra el cáncer de hígado), mejoran la resistencia capilar, posibilita una mejor circulación sanguínea ya que previene muchas enfermedades cardiovasculares, reduce el colesterol y los triglicéridos, protege el hígado y el estómago, e incorpora propiedades antioxidantes, entre otras.

En relación a la vitamina C, presente en la naranja, absorben muy bien el hierro por lo tanto, ayudan al desarrollo de dientes, huesos, cartílagos y encías. Además, ayudan a la producción de colágeno, a metabolizar las grasas y cicatrizar antes las heridas. Es una vitamina esencial para el cuerpo humano, muy utilizado para usos terapéuticos.

Asimismo, siendo estos suficientes motivos para consumir este cítrico anaranjado, también interviene favorablemente durante los meses de verano. Si buscas coger un bonito moreno y coger un buen tono de piel, esta pieza de fruta es indispensable en tu día a día ya que te ayudará a coger color para presumir de bronceado. Antes de comenzar a tomar el sol, si lo que queremos es que el moreno nos aguante más tiempo y la piel luzca más bonita, lo mejor es preparar la piel para ello. También es fundamente la alimentación, que mejor manera de prepararnos que desde dentro. Para ello, la naranja y otros cítricos cumplen una función primordial. Gracias a ellos, tu piel estará lista para recibir los primeros rayos de sol.

Verduras y frutas, en especial las naranjas, contienen vitaminas, como la antes mencionada vitamina C, que estimula la producción de colágeno por lo que tendrán una piel más suave y cuidada. Es nuestra aliada para adecuar la piel para su exposición al sol. Conjuntamente, deberemos tener en cuenta otra serie de verduras que contengan betacaroteno, como la zanahoria, el perejil, el tomate, las espinacas y acelgas o el brócoli. Esta sustancia que contienen dichos alimentos estimula la síntesis de melanina y actúa como filtro natural de los rayos UV.

Por lo tanto, si lo que quieres es un buen bronceado este verano lo mejor es empezar a adaptar tu piel para recibir la luz solar y la mejor manera de hacerlo es ingiriendo naranjas, alimento muy beneficioso para tomarlo a diario. En Naranjas Luna ponemos a tu disposición una amplia variedad de estos cítricos con un sabor exquisito. ¡Te encantarán!